• cabecera arte 2
  • cabecera arte 1

LA CABRA SE ECHA AL MONTE

"Nunca antes se ha hablado tanto de cultura y civilización como hoy, cuando es la vida misma la que está desapareciendo."
(A. Artaud: El teatro y su doble)




EX
LA CABRA: DECLARACIÓN DE INTENSIONES

A este monte que es tan nuestro como de nadie, de cualquiera, tan festivo como irritante, tan voraz como volátil, no sólo se echa la cabra, sino también el resto. El resto echa el resto. Personas, vidas hibridadas, mutantes, animales tecnológicos, mitológicos, vecinas, bestias, cybrogs , cuñados y todo aquel ser latiente que regala su hálito y su tiempo a esta loca creación, a esta propuesta-Frankenstein, quimera efímera e inmortal, a este festival estival, turgente y urgente, hecho con retales de todas nosotras, viejas mentes primerizas. Venimos de las calles, de las cuevas y los tejados, de los huecos y los nidos; de los cuchitriles, las alcobas y los vértigos subterráneos que dan los agujeros. Venimos a abrir las ventanas de las calles y a subvertir el éxodo, a habitar la huida y a echar por tierra el ideario ilustrado. Creemos en el todo para el pueblo, pero con el pueblo y desde el pueblo mismo. Tenemos las manos manchadas de tierra y las pezuñas horadadas de horizonte porque la metáfora tizna como espuma, como brisa de mar de interior y nadie, en este proyecto que ahora nace, en esta cabra que crece y se crece, nutricia de arte y cre-acción re-acción, está libre de ser nosotras. El festival es el pueblo y el pueblo es la mesa de operaciones, el control de mando que obrará el milagro, el cerebro imaginado que posibilitará el alumbramiento. Como aquel cuartucho del Bronx desde el que Melville vió crecer a la ballena.