• cabecera arte 2
  • cabecera arte 1

LA CABRA SE ECHA AL MONTE

Proyectos Plásticos/Artísticos


  • CRISTINA ZELICH: “Servidumbre de tránsito”.

    CRISTINA ZELICH: “Servidumbre de tránsito”.

    Se entiende por riberas las fajas laterales de los cauces públicos situadas por encima del nivel de aguas bajas, y por márgenes los terrenos que lindan con los cauces. Las márgenes están sujetas, en toda su extensión longitudinal a una zona de servidumbre de 5 metros de anchura, para uso público que se regulará reglamentariamente.

    Ley de aguas. Real Decreto 1/2001, artículo 6.

     

     

    ¿Cuántos pasos son necesarios para marcar un sendero? ¿Cuántas idas y venidas se requieren para dejar una huella evidente –Richard Long ya reflexionó sobre este tema en una de sus primeras intervenciones en el paisaje, A line made by walking (1967) –? ¿En cuánto tiempo esa huella desaparece si se deja de caminar por el sendero? La existencia de los senderos –pero también su apariencia– está sujeta al uso, al transcurso del tiempo, al cambio de las estaciones. Los senderos atraviesan o recorren territorios no urbanizados. En las ciudades a menudo cruzan parcelas baldías –esos territorios intersticiales del entramado urbano– a modo de atajos o proponen itinerarios alternativos a los diseñados por los paisajistas en los jardines y parques públicos. El sendero es fruto de un uso no programado, no planificado y, sin embargo, su existencia responde a unos motivos precisos. Los senderos no son fruto del azar. El caminante que deambula sin una meta concreta no creará sendero. En el sendero concurren la repetición y la costumbre. El sendero que conduce a la fuente pronto se desdibujará bajo las hierbas si el manantial se seca. El caminante que pasea por la montaña debe estar atento y no confundir el sendero trazado por los hombres con aquél trazado por el ganado, ya que si lo hace jamás llegará a su destino.

    En una época como la actual en la que día a día aumenta el número de aficionados al senderismo, cada vez son más escasos los senderos que no están debidamente señalizados. Y así ha disminuido sensiblemente el número de senderos que invitan al extraño a descubrir adónde conducen. Otro factor que amenaza la existencia de senderos espontáneos próximos a las ciudades es el afán urbanizador de los ayuntamientos, empeñados en domesticar cualquier centímetro cuadrado de suelo municipal, planificando su uso y su apariencia estética. La recuperación de las márgenes de los ríos a su paso por las ciudades para el ocio de sus habitantes –paseos peatonales, carril bici, zonas de picnic– se extiende lentamente hacia los territorios periurbanos. La flora de ribera se sustituye por especies ornamentales, se planta césped donde antes crecían los sauces silvestres, el lúpulo y las zarzamoras.

    Plano sendero Aldehuela

    En Salamanca, uno de estos espacios periurbanos se extiende en la margen derecha del río Tormes entre el parque de La Aldehuela y la urbanización Las Dunas. Entre ambos puntos y siguiendo la orilla del río, existe un sendero creado por los pescadores por el cual actualmente, debido al crecimiento de la ciudad y a su proximidad, transitan también por él deportistas, familias en bicicleta, personas de la tercera edad, recolectores de moras al final del verano, parejas en busca de algún rincón apartado, perros con sus amos o bañistas intrépidos. En el primer tramo, cercano a La Aldehuela existen huellas de un antiguo parque fluvial, con algún resto de mobiliario urbano, invadido por la vegetación. A mitad del recorrido, el sendero pasa junto a las tapias de algunos terrenos destinados a usos varios –corrales, cobertizos, alguna vivienda de fin de semana–, y después prosigue hasta la urbanización Las Dunas, bordeando un abandonado mini-golf, un escenario para la orquesta de verano en desuso y la cancha de tenis. En algunos puntos de este recorrido los cinco metros de servidumbre de tránsito apenas si se respetan.

    El proyecto pretende documentar fotográficamente este sendero, último reducto todavía sin urbanizar, que detenta un carácter muy específico, que huye de esquemas, capaz de seguir sorprendiendo a quien lo conoce debido a su naturaleza un tanto salvaje y cambiante al ritmo de las estaciones. Pero al mismo tiempo, capaz de invitar al extraño a una pequeña aventura, la de descubrir qué se esconde tras el siguiente recodo. Con la expansión de la ciudad y la cercanía de otras urbanizaciones este sendero puede pasar en breve a formar parte de esos paisajes intersticiales que salpican el tejido urbano o bien, y es lo más probable, acabe convertido en la prolongación del paseo fluvial que corre junto al Tormes a su paso por el centro de Salamanca.

    El proyecto Servidumbre de tránsito  quiere reflexionar sobre el urbanismo y los planes de recuperación de los llamados “espacios degradados” –en este caso las riberas del Tormes–, reflexionar sobre los espacios uniformizados para el ocio programado, reivindicando territorios de libertad, dejados de la mano del arquitecto de paisajes.

    Cristina Zelich.

     

    Servidumbre de tr+ínsito I cor

     

    Servidumbre de tr+ínsito II cor

    Servidumbre de tr+ínsito III

     

     


  • JOSÉ LUIS VIÑAS: “Cementerios Urbanos – Lavapiés”, 2013.

    JOSÉ LUIS VIÑAS: “Cementerios Urbanos – Lavapiés”, 2013.

     

    Modus Operandi:

    1 – Se fotografía a los vecinos del barrio en su vida cotidiana.

    2- Se eliminan algunas cabezas de las imágenes.

    3 – Se dibujan las cabezas borradas transformadas en momias.

     

     

     

     

     


  • RUFO CRIADO: “Cuando los sonidos sueñan”, 2009.

    RUFO CRIADO: “Cuando los sonidos sueñan”, 2009.

     

    Intervención artística de Rufo Criado en el Centro de Creación Musical EL HANGAR. Burgos.

    El estudio de arquitectura AU Arquitectos de Burgos ejecutó la obra de reconversión de la nave de máquinas de la antigua estación de ferrocarril de Burgos en el Centro de Investigación Musical EL HANGAR, por encargo del Ayuntamiento de Burgos. A propuesta del citado estudio realicé una intervención artística permanente sobre los 6 grandes ventanales de 6,80 metros de altura por 6,50 metros de anchura, cada uno, que forman parte del edificio.

    La propuesta consistía en aprovechar la potencia luminosa de los citados ventanales para articular una secuencia abstracta de luz y color, que los transformase en algo similar a grandes vidrieras de fuerte impacto visual. Al utilizar lonas traslúcidas impresas por ambas caras, desde el interior del Centro adquieren una fuerte presencia ambiental, idónea para la función que cumple el edificio, al tiempo que desde el exterior se perciben como grandes “pinturas” tras los cristales.

    Para mí fue un proyecto complejo y laborioso que elaboré por ordenador, creando 6 grandes composiciones trabajadas a su tamaño real. Entra dentro de mi campo de investigación del color luz, materializado habitualmente en cajas de luz.

    La ejecución del proyecto, impresión digital, enmarcado en aluminio e instalación in situ, fue llevado a cabo por TITULO, S.L. de Burgos y la financiación de la producción del proyecto corrió a cargo de Caja de Burgos.

    EL HANGAR es en la actualidad el local de referencia para conciertos, ensayos de grupos musicales y estudio de grabación en Burgos.

    (Rufo Criado).

     

     

     

     

     Rufo Criado web site.

     

     


  • FERNANDO ZAMORA. “Libro de hilos”, 2005.

    FERNANDO ZAMORA: “Libro de hilos”, 2005.

     

     

     


  • A UA CRAG – LE GÉNIE DE LA BASTILLE. 1990.

    A UA CRAG – Le Génie de la Bastille. 1990.

     

    Antigua fábrica de Moradillo, Aranda de Duero.

    Realización de obras del 1 al 13 de julio. Exposición del 14 de julio al 14 de septiembre de 1990.

    Artistas que participan por A Ua Crag: Rufo Criado, Rafael Lamata Cotanda, Alejandro Martínez Parra, Jesús Max, Clemente Rodero, Red District (Néstor Sanmiguel Diest – Antonio Miquel Cid), Julián Valle.

    Artistas que participan por Le Génie de la Bastille: Vincent Barre, Tieri Briet, Jöel Brisse, Bernard Cousinier, Léo Delarue, Nersés, Catherine Willis.

    Seguimiento crítico y textos: Luis Francisco Pérez y Laurence Debecque-Michel.

    Registro fotográfico: Javier Ayarza.

    Coordinación: Javier Iglesias y Oliver Grasser.

     

     

    Primer proyecto de intercambio con otros grupos de artistas de distintas nacionalidades comprometidos en la investigación y difusión del Arte Contemporáneo, fruto del esfuerzo de A Ua Crag por internacionalizar su proyecto y crear una interacción eficaz entre los elementos que configuran el ámbito artístico actual.

    En ésta primera fase del proyecto, una selección de siete artistas de Le Génie de la Bastille fueron recibidos por A Ua Crag en Aranda de Duero para realizar junto a siete de sus artistas obras individuales durante quince días, al cabo de los cuales serían expuestas en la antigua fábrica de Moradicho de dicha localidad. Las obras se realizaron en la Nave-Taller de A Ua Crag y en distintos talleres de Aranda.

    Al tiempo que se realizan las obras se desarrolla un plan de actividad paralela, centrada en coloquios y debates, información y documentación audiovisual, orientados al público interesado y profesional.

    Publicación: A Ua Crag – Le Génie de la Bastille. Producción, intercambio y debate artístico. A UA CRAG Publicaciones Nº.4, 1990.

     

    02a

     

    Textos:

    - Introducción:

    - Luis Francisco Pérez:  “El espejo múltiple“.

    - Laurence Debecque-Michel: “Entre la forma que se materializa y la realidad manipulada“.

     

     

     

     

     

     

     

     


  • JAVIER AYARZA, “Extras”, 2008-11.

    JAVIER AYARZA, “Extras”, 2008-2011.

     

    (Nota de La Cabra: La serie “Extras” (2008-11) toma como referente el aspecto humano de un acontecimiento, fuertemente ideologizado en origen, como es el día de la fiesta del patrón o patrona del pueblo. El trabajo se centra en los momentos anteriores a la procesión: llegada de los dulzaineros/pasacalles, el movimiento de la gente en los momentos previos a la procesión, llegada de autoridades y el inicio, desarrollo y final de la misma.

    Aquí las imágenes se sitúan en una estrategia donde el acto de fotografiar da sentido a una materialidad informe y al borde de la disolución. Fijar esos actos en una imagen es sacar a la luz el germen de esa disolución y de su fracaso, es desvelar la imposibilidad de situarse en un presente que ha sido definitivamente desplazado por el peso del pasado.

    Como método se ha optado por disolver el orden de las cosas y recomponerlas a través del montaje en forma de cuadrícula. Con esta operación de reconstrucción se procede a re-exponer lo visible poniendo en primer plano la existencia de una mirada y una postura (la del artista) que une y relaciona los elementos que configuran la realidad.

    Así, de cada diégesis se han aislado los diferentes scripts para reagruparlos en marcos homogéneos a modo de un gran travelling.)

     

     

    La investigación llevada a cabo por Javier Ayarza en los últimos años ha tenido a la fotografía como esencial herramienta para la construcción (fijación) de un muy concreto territorio afectivo, sentimental y cultural, donde el paisaje era el catalizador que reunía en una sola gavilla los tres elementos que configuraban el discurso moral de su propia mirada con respecto a ese territorio, y donde realidad y ficción intercambian su verdad y su mentira sin por ello perder sus propias cualidades. Esos tres elementos, queremos decir, serían la geografía, la historia y la memoria. Paisaje y naturaleza estos, insistimos, tan reales como inventados. Una especie del condado de Yoknapatawpha de Faulkner pero situado en las llanuras altas de la Tierra de Campos, si bien, puestos a referenciar, no deberíamos alejarnos tanto. El paisaje, tal como hasta ahora ha sido visto por Javier Ayarza, bien podemos definirlo con el mismo título que un gran poeta nacido muy cerca de la Palencia de Javier Ayarza, el zamorano Claudio Rodríguez, dio a su primer libro de poemas, Don de la ebriedad, sin discusión una de las cimas de la poesía española del siglo veinte.

    La introducción de la figura humana en la última serie de fotografías presentada por Ayarza, Extras, en absoluto debería llevarnos a considerarla como una rareza dentro de su obra, ni siquiera como una alteración formal dentro de la propia “tradición paisajística” frecuentada por el autor, pues en definitiva la novedad en sí misma radicaría únicamente en la contemplación de un “paisaje de fondo con figura” pero manteniendo unas constantes formales muy fieles al ideario estético (y moral) practicado por Javier Ayarza durante las dos últimas décadas. Ahora bien, es precisamente la inclusión de esa figura(s) en el paisaje lo que garantiza su continuidad estilística (paisanaje), pero a su vez el elemento distorsionador – L`agent Provocateur- que altera el orden y la consideración visual de la fotografía, hasta el punto de que la diferencia de esta serie con respecto a otras anteriores no sería otra, y eso es mucho, que la posición con que el autor obliga al espectador en su contemplación. Digámoslo ya: Javier Ayarza con Extras nos emplaza a ver una película. Con esto queremos decir que esa contemplación de un film estático solo sería posible si con ello pensamos a su vez, importantísimo, en la cualidad moral del travelling o en la alteración espacio temporal provocada por la elipsis en toda narración cinematográfica, pero también en el “fuera de campo” o en aquello que debe ser visto, o intuido, o escondido, o manipulado, o real o ficticio. No son pocas, en efecto, las novedades que con esta magnífica serie nos ofrece Ayarza sin pensamos que el autor, muy fiel a sí mismo, sigue investigando en la tradición paisajística.

    Un pueblo castellano sin determinar cegado por el sol y el don de la ebriedad ejerciendo la noble y sencilla holganza durante las fiestas patronales. En ese entorno de humilde urbanismo los habitantes del pueblo van y vienen en grupos de dos, tres, cinco o el pueblo entero; se saludan, se encuentran, se festejan, se paran o siguen andando. Se muestran a la cámara de frente y también de espaldas. Nada más. Este es el sencillo storyboard que Javier Ayarza ha creado para poder “filmar” Extras. Que la propia ordenación de la serie se haya llevado a cabo por medio de la utilización de la cuadrícula vendría confirmar la eficacia del storyboard como elemento constituyente de una serie que aspira a una consideración visual otra de la imagen fotográfica, donde a excepción quizá de la imagen documental rara vez la fotografía nos invita, o nos provoca, a prolongar el tiempo de su propia narratividad, como sí ocurre, por supuesto, en el tiempo narrativo utilizado en el cine. En Extras se secuencia el tiempo a través de una cuadrícula que provoca la gesticulación fija (que no inamovible, valga la paradoja) de esos falsos actores que o bien nos miran (pero no a cámara), o bien rechazan la dialéctica que se establece con la mirada del espectador. Extras es un largo travelling, pero si bien, técnicamente, se sabe muy bien lo que es un travelling, el tema se complica mucho desde que Godard lo definió como una “cuestión moral”, sin dar mayores explicaciones, en su momento, sobre lo que en realidad quería decir al respecto. Probablemente el mejor desarrollo de esa enigmática afirmación corresponde al más inteligente crítico de cine que ha habido desde finales de los sesenta hasta su muerte, de sida, en 1994. Me estoy refiriendo, por supuesto, a Serge Daney. Al respecto, Daney, menos críptico que Godard, nos dice interrogando: “¿Qué otro sentido podría tener la frase de Godard sino es el de que no hay que ponerse nunca donde no se está, ni hablar en el lugar de los demás?”. El largo travelling llevado a cabo por Javier Ayarza en Extras invita a una consideración moral de la imagen en tanto que estructura que soporta el peso ideológico de lo Real. De ahí la cámara invisible (tan respetuosa con el paisaje humano, con el paisaje, tout court) que ha fijado (filmándolo) este generoso travelling dotado de una decencia estética admirable. En un momento como el actual donde los artistas, se podría decir, únicamente quieren filmar y rodar hay algo en Extras de sofisticada y perversa lección (que no venganza) con respecto a tan obsesiva fijación. Javier Ayarza nos demuestra que hay otras formas de filmar, otras maneras de hacer una “película de artista”. Basta el talento y poseer el don de la ebriedad, de la inteligencia, de la moral en la práctica artística. No es poco, lo reconocemos.

    Luis Francisco Pérez.

     

    texto original publicado en el blog de Luis Francisco Pérez “El juego de las decapitaciones”.
    Blog: Juego de las decapitaciones.
    Javier Ayarza web site

     

     

     


  • A UA CRAG in Köln. (1989)

    (nota de La Cabra: Con motivo de la exposición “Fondo A UA CRAG al muro” inaugurada el 18 de enero de 2014 en el MUSAC de León y que permanecerá abierta hasta el 1 de junio, La Cabra se echa al monte publicará, en orden cronológico y a lo largo de este  periodo expositivo, los diferentes proyectos nacionales e internacionales que A UA CRAG realizó.)

     

    A UA CRAG in Köln.

    Rheinlandhalle, Köln, Alemania. Del 24 de mayo al 4 de junio de 1989.

    Miquel Cid, Rufo Criado, Rafael Lamata Cotanda, Alejandro Martínez Parra, Jesús Max, Clemente Rodero, Néstor Sanmiguel Diest, Julián Valle.

     

    De la difusión nacional del proyecto A Ua Crag, sobre todo a partir de su presencia en ARCO, surgen una serie de contactos que llevan al grupo a aceptar la realización de proyectos específicos para museos y centros de arte institucionales.

    Con motivo de la muestra “España actual – nuevas tendencias en la escena cultural española” que se realizó de mayo a septiembre de 1989 en la ciudad de Colonia, la galería Nada Art de la citada ciudad presentó un proyecto de A Ua Crag que se exhibió durante los meses de mayo y junio en el Rheinlandhalle, espacio de carácter industrial ubicado en uno de los barrios periféricos de la ciudad.

    Parte de las obras se llevaron realizadas desde España (Néstor Sanmiguel Diest, Miquel Cid, Rufo Criado, Jesús Max), instalándose las restantes por los propios artistas en función de las características del lugar y de los materiales utilizados (Clemente Rodero, Julián Valle, Alejandro Martínez Parra, Rafael Lamata Cotanda)

    (fuente: A UA CRAG, Junta de Castilla y León, 2008.)

     

     

     

     


  • FERNANDO ZAMORA: “Piezas de Cámara”, 1985-2012. (3 de 3)

    FERNANDO ZAMORA, “Piezas de Cámara”, 1985-2012, (3 de 3)

     

     

    Angélica Tanarro: “Fernando Zamora, la oculta sintaxis de las cosas”.

     

     


  • Quiéres ver más? Entra en nuestro blog